Nacionales
@saganews
Institucionales Nacionales Internacionales
     

La planta produciría 10 mil kilos de encima por día, es decir que limpiaría el 70 u 80% de la capacidad instalada en Argentina que son unos 4 millones de toneladas, detalló el CEO de Keclon.

Keclon es la primera empresa argentina de biotecnología que recibió una inversión de capitales privados de 600 mil dólares a principio de 2012 y sobre finales del 2013 le llegó un nuevo desembolso de 500 mil dólares. Pero la firma rosarina va por más y está a punto de sumar nuevos inversores para poder concretar la construcción de una planta de producción de enzimas que mejoran notablemente la calidad del biocombustible.

La empresa está liderada por un equipo de emprendedores y científicos reconocidos internacionalmente. Hugo Menzella, CEO de Keclon, es doctor en ciencias biológicas, investigador de Conicet y docente de UNR; Leandro Vetcher, fundador y CEO de Green Pacific Biologicals, el Dr. Salvador Peirú, científico de la UNR y Conicet, y Sebastián Bernales, investigador en la Fundación de Ciencia y Vida de Chile (FCV) y Director de ID, en Medivation. Además, el proyecto cuenta con la participación del chileno Pablo Valenzuela, un pionero en el mundo de los biocombustibles.

La mejora de la calidad en el biocombustible que se fabrica en la región permitiría a las compañías locales abrir nuevos mercados, como los exigentes Australia, Estados Unidos y Canadá. Además, una mayor eliminación de impurezas permitiría que las usinas termoeléctricas puedan funcionar con biocombustible y suplir su funcionamiento con fuel oil. Luego de haber generado y testeado en un tiempo récord las enzimas que eliminan impurezas en el biocombustible, la empresa que tiene sus laboratorios en la Facultad de Bioquímica gracias a un acuerdo de cooperación con el Conicet y con la propia Universidad Nacional de Rosario (UNR) busca inversores para poner en marcha su planta.

La planta produciría 10 mil kilos de enzima por día, es decir que limpiaría el 70 u 80% de la capacidad instalada en Argentina que son unos 4 millones de toneladas, detalló el CEO de Keclon.

La enzima puede aplicarse tanto a la producción de biocombustible a partir de soja como de maíz o palma, este último muy utilizado en otras latitudes. Menzella explicó que tenían financiamiento para poder investigar por 24 meses pero lograron dar con la enzima adecuada para el biocombustible en tan sólo 8 meses y también testear en tres fábricas de la región cómo funcionaba y medir la calidad del producto final que resultó altamente satisfactoria. Es más, hasta se animaron a sumar otra línea de investigación y buscar enzimas para mejorar los aceites. “Era desafiante hacer una enzima que funciona generalmente en un medio acuoso y esta debía funcionar en aceite y a una temperatura elevada; además queríamos ser lo menos disruptivos posibles e insertarlas sin que las plantas tuvieran que modificar su estructura”, detalló.

Fuente: La Capital





Publicaciones


Más información:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.