Imprimir

Carlos Casamiquela, tuvo una reunión con representantes de la Cámara Argentina de Biotecnología, a fin de analizar proyectos de desarrollo publico privado vinculados a la ciencia en la materia.

Bajo el objetivo de continuar fortaleciendo la agrobiotecnología y potenciando los logros del sector, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carlos Casamiquela, recibió al presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB), Hugo Sigman, y demás representantes de firmas líderes nucleadas en la entidad, a fin de analizar proyectos de desarrollo publico privado vinculados a la ciencia en la materia.

"Argentina tiene un innegable rol transformador en materia biotecnológica. Tal como expresara en oportunidad de un panel sobre seguridad alimentaria nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la innovación, la tecnología y la biotecnología han sido imprescindibles y van a continuar siendo imprescindibles para producir cada vez más y mejor", afirmó Casamiquela, quien estuvo acompañado por el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Gabriel Delgado; y el director nacional de Biotecnología Martín Lema.

El ministro Carlos Casamiquela, el secretario Gabriel Delgado y el director nacional de Biotecnología Martín Lema durante la reunión con Hugo Sigman y los representantes del CAB.

Por su parte, el titular de la CAB, Sigman, calificó a la reunión con el ministro Casamiquela como muy positiva y destacó que "hemos venido a informar a Casamiquela sobre la inversión de las empresas en el sector y el panorama actual de la biotecnología argentina, sin embargo no sólo conocía el tema y estaba informado, sino que también mostró una enorme predisposición y tenía muy en claro cuáles son las medidas que se deben llevar adelante, por lo que fue una reunión fantástica".

Cabe destacar, que hace escasos días tuvo lugar otro hito en el marco del fortalecimiento institucional del área, con el reconocimiento oficial de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a la Comisión Nacional de Asesoramiento en Biotecnología Agropecuaria (CONABIA) como "Centro de Referencia" para la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (OGMs).

"De las enormes posibilidades de las aplicaciones biotecnológicas nos interesan aplicar aquellas que conduzcan al agregado de valor en origen, al incremento simultáneo de productividad y sustentabilidad, junto a una biotecnología que se torne más accesible y ventajosa para todos", sostuvo Delgado.

La cartera agropecuaria nacional se encuentra profundamente comprometida con la adopción de los beneficios de la biotecnología y las buenas prácticas agrícolas, sin desatender los posibles riesgos que entraña toda actividad productiva.

En este sentido, recientemente se renovó toda la normativa para regular los OGM, actualizándola a los últimos adelantos técnicos y avances en la disciplina de la bioseguridad, brindando, al mismo tiempo, un marco regulatorio más sólido tanto desde la perspectiva del Estado, en su rol regulador, como de los usuarios particulares.

El contexto mundial en el que la biotecnología se hace cada vez más esencial tiene que ver con el incremento sostenido en la demanda de alimentos, la competencia creciente en materia de agroproductos que deben buscar su valor diferencial, el agotamiento de la llamada "revolución verde" y las crecientes limitaciones ambientales, la búsqueda de mayor sustentabilidad y menores precios. Frente a este panorama, las aplicaciones biotecnológicas, presentan soluciones "in vivo" que, en algunos casos, incluso permitirán agregar valor a los agroproductos argentinos.

Por último, en el día de mañana 4 de noviembre, la CAB desarrollará la Jornada BioArgentina 2014 en la Sociedad Rural, donde más de 200 grupos científicos públicos del país se juntan con empresas argentinas para buscar intereses comunes y establecer una relación público-privada. Sigman calificó el encuentro como "un hecho de un simbolismo enorme que rompe este paradigma negativo que existía en nuestro país durante tantos años donde el sector público con el privado no se podían juntar para encontrar armonías de beneficio mutuo y generar un valor agregado más importante para el país".

Participaron, además, de la reunión, el CEO Grupo Bioceres e INDEAR y miembro de la Comisión Directiva de la CAB, Federico Trucco; el Gerente de Desarrollo Grupo Bioceres e INDEAR, Gerónimo Watson; y el Director de Estrategia del Grupo Bioceres, Claudio Dunan.

Acerca de la Cámara Argentina de Biotecnología

La C.A.B se fundó en 2011 con el objetivo de contribuir a una política público-privada en este terreno y al desarrollo del sector, a partir de una mirada global que integra desde la investigación y el desarrollo hasta la producción, comercialización y exportación de productos biotecnológicos.

Agrupa a empresas de primera línea de diversos rubros como industria farmacéutica, alimenticia, sanidad animal y vegetal, diagnóstico, industria agropecuaria, forestal y biocombustibles. Las empresas socias de la entidad son Aceitera General Deheza, Amega Biotech, Arcor, Beta, Bioceres, Biogénesis-Bagó, BioProfarma, BioSidus, Chemo, Don Mario Semillas, Elea, Gador, Garruchos, Grupo Insud, Indear, Molinos Río de la Plata, Ledesma, pharmADN, Rizobacter, Vicentín y Wiener Labs.

Fuente: Agrositio